Firestorm ya está aquí: el battle royale de Battlefield V se juega así

Firestorm, el esperado battle royale de Battlefield anunciado antes del lanzamiento de Battlefield V, llegará este lunes a PS4, Xbox One y PC.

El que será el primer battle royale en la historia de la franquicia llega 5 meses después de que el juego viera la luz allá por noviembre, víctima de una vorágine de polémicas y dramas de internet de la que aún no se ha recuperado del todo, si tenemos en cuenta los últimos reportes de EA.

Firestorm, aunque sus creadores no lo hayan descrito así, llega como última carta en la baraja para Battlefield V, que desde que salió al mercado tan solo ha recibido un mapa nuevo, unas cuantas armas y algunos modos de juego temporales.

Del éxito de Firestorm depende el futuro de Battlefield V, y DICE, EA y Criterion (estos últimos son los principales responsables del battle royale) lo saben, por eso han puesto toda la carne en el asador.

O en la tormenta de fuego.

¿Un battle royale más?

Uno de los principales reclamos de cualquier battle royale es el territorio en el que se desarrollan las partidas: el mapa. O los mapas en el caso de algunos exponentes del género como PUBG.

El de Firestorm es un mapa gigantesco, el más grande jamás visto en la saga. Es un entorno rural e invernal donde tienen cabida desde las granjas y los tractores hasta altos picos cubiertos por la nieve rodeados por grandes lagos.

Firestorm no deja de ser un battle royale, y como tal sigue las mismas normas y mecánicas ya establecidos por los pioneros del género. Es decir, amplias zonas de juego, equipamiento distribuido aleatoriamente, una amenaza letal que va guiando la acción hacia un determinado punto del mapa y otros fundamentos básicos que ya consideramos intrínsecos al propio género.

La principal diferencia es que aquí son 64 jugadores los que pelearán por la victoria. Eso, y que la tormenta que delimita las zonas jugables es un incendio descontrolado y feroz, y no una tormenta eléctrica azul de naturaleza desconocida. Vamos, que aquí quien se queda fuera se quema vivo, literalmente.

¿Qué diferencia a Firestorm del resto?

Si todo esto ya lo hemos visto en otros battle royale, ¿por qué debería interesarnos Firestorm?

Pues porque es Battlefield.

Las principales bazas de Firestorm son precisamente los elementos que hereda de Battlefield, y que lo harán único en el género. El más importante: la destrucción. En Battlefield no hay estructura o edificio que te pueda salvar de un cañonazo. Todo se puede echar abajo con la suficiente potencia de fuego.

Te lo puedes cargar todo

Solo con esta mecánica Firestorm ya pone a disposición de los jugadores todo un abanico de posibilidades y promete dinámicas de juego que simplemente no existen en los battle royale de corte más realista como puede ser PUBG.

Sí, Fortnite también puede presumir de contar con entornos destructibles en sus mecánicas, pero la diferencia es noche y día; en el juego de Epic la destrucción se limita a hacer desaparecer fragmentos enteros de paredes o tejados, mientras que Battlefield cuenta con un sistema de destrucción mucho menos simplista. Dar un cañonazo a una pared no hará que desaparezca toda la pared, sino la parte en la que ha impactado el cañón. Otro ejemplo: si echamos abajo un muro que sostenía un tejado, el techo y el tejado se derrumbarán de manera lógica y acorde, atrapando y eliminando a cualquier jugador que se encontrase debajo.

TANQUES

En Fortnite hay caddies de golf, quads e incluso aviones (RIP), en PUBG hay jeeps, coches “kilómetro cero” de concesionario chungo y autobuses. En Firestrorm también hay vehículos de transporte para dar y regalar, pero también tiene algo que los demás no tienen.

Los Tanques.

@EA

Recordemos que en Battlefield V los jugadores emplean armamento y vehículos de la Segunda Guerra Mundial, y que todos ellos darán también el salto a Firestorm. Transportes, anfibios que ruedan por tierra y mar, helicópteros experimentales, e incluso un tractor.

Pero la joya de la corona son los tanques, sin duda uno de los principales atractivos y –y diferenciadores– de Firestorm. Los jugadores podrán encontrar e incluso solicitar uno o varios de estas destructivas máquinas de guerra que son capaces de hacer volar por los aires cualquier cosa que se les ponga por delante, y que solo podrán ser destruidos mediante la acción coordinada de varios enemigos cargados de equipamiento antitanque.

Expertos en shooters a gran escala

Todo esto de los tanques y los edificios destructibles está muy bien, pero hay algo todavía mejor. Una feature que más de un battle royale envidiaría y que seguro hará un buen trabajo diferenciando a Firestorm del resto.

Y es que a nivel técnico y jugable, Firestorm está muy pulido. Puede parecer una tontería, pero el pedigrí de DICE en este apartado es bien conocido para los fans de la saga Battlefield. La optimización de recursos y la jugabilidad fluida y pulida se convertirán los reclamos más a tener en cuenta, sobre todo cuando se ponen en contraste con el inestable –y en ocasiones muy torpe– PUBG y su festival de bugs.

Battlefield es un shooter legendario con años de experiencia, evolución y perfeccionamiento a sus espaldas. Eso significa que Firestorm es, en muchos sentidos y con el permiso de Respawn, en el primer battle royale AAA del mercado, y esa parece ser su mayor virtud. ¿Será suficiente para convertirlo en el nuevo Apex Legends o se quedará en un Realm Royale más?

Imagen de portada | EA

¿Qué opinas?

eSports Unlocked by Orange, vivimos los eSports desde dentro

Entrevistas exclusivas con las estrellas de la Superliga Orange, los mejores vídeos de eSports, las últimas novedades de los profesionales y los mejores consejos para que los amateurs puedan crecer. eSports Unlocked by Orange es esto y mucho más. Te esperamos.

Ver resultados

Calendario Orange

abril 2019

lun mar mié jue vie sáb dom
1
2
3
4
5
6
  • Orange Cup #4 Fortnite
7
8
9
10
11
12
13
  • Orange Cup #3 CS:GO
14
15
16
17
18
19
20
  • Orange Cup #3 Clash Royale
21
22
23
24
25
26
27
  • Orange Cup #3 League of Legends
28
29
30