El potencial por explotar de los SimRacing como eSports

El universo eSports sigue creciendo, y cada vez son más los géneros del videojuego que cuentan con un representante en las filas del deporte electrónico profesional.

Desde el pionero shooter con Counter-Strike o Call of Duty hasta los infatigables MOBA con League of Legends, Dota 2 o Heroes of the Storm. Juegos de lucha, de cartas e incluso deportivos se han sumado a la fiebre eSports que domina el mercado del videojuego desde hace ya más años de los que solemos pensar.

Pero hay un género que todavía no se ha lanzado del todo a la piscina, pero que ya lleva encima el bañador. Es el SimRacing, o los simuladores de conducción.

Su potencial como eSports es indiscutible: están basados, como FIFA, en disciplinas deportivas con correspondencia en la vida real. Es decir, parten con la ventaja que ha llevado al fútbol o a la Fórmula 1 a ser eventos televisados con enorme seguimiento. En otras palabras: la infraestructura ya está montada.

Eso sin mencionar el carácter accesible de su visionado frente a juegos como League of Legends. Mientras que todo el mundo conoce el funcionamiento básico de una carrera de coches (real o virtual), para entender qué está pasando en una partida de LoL es necesario, como poco, haberle echado no pocas horas al juego.

Entonces, ¿por qué el SimRacing no tiene aún su espacio en los eSports?

¿Demasiado donde elegir?

La competición profesional existe ya dentro del género. Torneos como el V8MGT, el Forza Racing Championship 2018 o la apuesta de competición híbrida del CES Academy son buena prueba de ello.

No solo eso, sino que la mismísima Fórmula 1 cuenta con su propio torneo eSports.

Hasta aquí todo bien. Los torneos están ya aquí, las marcas están apostando fuerte por este género y cada vez son más los equipos que, como veremos más abajo, tienen un nombre fácilmente reconocible para los fans de otros eSports como Counter-Strike o LoL.

El “problema” –énfasis en las comillas– es que el SimRacing carece de la centralización que sí existe en buena medida en el mercado de los MOBA y los shooters. Mientras que el panorama competitivo de los primeros está dominado principalmente por dos grandes behemoths (LoL y Dota 2), el segundo tiene también en CS:GO y CoD sus dos grandes exponentes.

¿Y los SimRacing? Pues tenemos, entre otros, a iRacing, Gran Turismo, Project CARS 2, Fórmula 1, Automobilista, Asetto Corsa, Forza… ¿Hace falta continuar?

La oferta de simuladores de conducción es amplísima. Y aunque esto es algo ciertamente beneficioso para los jugadores –que tienen más donde elegir– y para esquivar el monopolio y favorecer la competencia, para el tema de los eSports es un inconveniente importante.

Es difícil crear una red de competiciones unificada y consensuada cuando la comunidad de jugadores se encuentra dividida en prácticamente 10 juegos diferentes. Esto no es necesariamente un problema per se, y de hecho algunos jugadores lo verán como algo positivo, pues no todo el mundo gusta de los controles simplificados de Gran Turismo o los gráficos más modestos de rFactor 2.

Pero si lo que se pretende es conseguir un seguimiento y una inversión similar a la de la Superliga Orange de LoL o el The International de DOTA 2, esta segregación es sin duda un cortapisas a tener en cuenta.

Cada uno a lo suyo

Muchos de estos juegos cuentan con un sistema de competición propio, en muchos casos integrado en el propio juego. El más remarcable es sin duda el que ofrece iRacing.

iRacing es mucho más que un juego. Este simulador para PC tiene montada a su alrededor toda una red de competiciones online basadas en sus análogos de la vida real, desde la NASCAR hasta la Fórmula 1. Cientos de vehículos y vehículos oficiales y una jugabilidad muy sólida hacen de iRacing una de las ofertas más atractivas para los que buscan una competición seria en el género. Parece además que su compromiso con los eSports va a empezar a ser todavía mayor.

Hay un pero, no obstante. Y es que iRacing funciona a través de un sistema de suscripción mensual. Y no solo eso, sino que es necesario pagar un extra para disfrutar de los distintos coches, circuitos o competiciones, elevando la cifra a casi los 1000€ si queremos probar toda su oferta.

En el otro extremo encontramos a GT Sport, que se presentaba como la gran apuesta por los eSports y la competición online de la archiconocida franquicia Gran Turismo. De hecho, muchos fans de la saga temían que el título se centrase demasiado en los deportes electrónicos, y Polyphony Digital ya se ha encargado de recuperar la popular GT League para los que prefieren el single player.

Este título exclusivo de PS4 tiene un considerable seguimiento en la Esports European League, donde cuenta con un torneo exclusivo, y ya ha vendido, según estimaciones, más de 3 millones de copias.

El simulador de Sony siempre ha sido un éxito de ventas desde sus primera entrega en Playstation 1, pero lo cierto es que su gameplay no es del agrado de los fans de la simulación más realista, que suelen decantarse por alguno de los títulos mencionados anteriormente como Asetto Corsa, rFactor 2 o Project CARS 2.

Sin embargo, la popularidad de Gran Turismo –ídem la de Forza Motorsport– podrían ser la clave para abrir las puertas de los eSports al género como hizo en su día League of Legends con una versión más simple y accesible del pionero DotA.

Alonso ya se ha subido al carro

El SimRacing está todavía dando sus primeros pasos. No sabemos de qué manera se acabará asentando en el sector. ¿Quién sabe? Igual es RaceRoom el que termina convirtiéndose en el LoL del automovilismo virtual. Ya conocemos la impredictibilidad del sector, y si no que se lo digan a PUBG, que ha pasado de número uno indiscutible a segundón de Fortnite.

Lo que está claro es que es un género que tiene futuro en los deportes electrónicos. Equipos como KIYF o Vodafone Giants (flamantes bicampeones de la Superliga Orange de Clash Royale y CS:GO) ya se han metido en vereda con un equipo propio.

El primero lo hace de la mano del piloto Dani Clos, que no es el único conductor profesional que se embarca en la aventura de los eSports.

El mismísimo Fernando Alonso anunció el año pasado su colaboración con G2 Esports, el equipo de Carlos ‘Ocelote’ Rodríguez, para confeccionar una plantilla que compitiera en varios SimRacing: FA Racing G2 Logitech G

Los cimientos están montados y como vemos parecen bastante resistentes, ahora solo queda construir sobre ellos y dar la bienvenida al SimRacing al mundo de los eSports.

¿Qué opinas?

eSports Unlocked by Orange, vivimos los eSports desde dentro

Entrevistas exclusivas con las estrellas de la Superliga Orange, los mejores vídeos de eSports, las últimas novedades de los profesionales y los mejores consejos para que los amateurs puedan crecer. eSports Unlocked by Orange es esto y mucho más. Te esperamos.

Ver resultados

Calendario Orange

diciembre 2018

lun mar mié jue vie sáb dom
1
  • Barcelona Games World
2
  • Barcelona Games World
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
  • Dreamhack Sevilla
14
  • Dreamhack Sevilla
15
  • Dreamhack Sevilla
16
  • Dreamhack Sevilla
  • Masterclass League of Legends #2 con ElOjoNinja
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31