Los errores más graves de las jóvenes estrellas deportistas que los eSports no deben cometer

Ser jugador profesional de eSports es una profesión al alza.

Si en un instituto preguntan a los alumnos qué quieren ser de mayores, seguro que más de uno responde “jugador de LoL”.

Que te paguen por jugar a tus eSports favoritos y además hacerlo como una estrella, claro, resulta ciertamente atractivo y es a día de hoy una posibilidad real, aunque el pobre profesor de turno no dé crédito a lo que escucha por boca de sus alumnos.

Dedicarse profesionalmente a jugar a videojuegos es ya una posibilidad real

Pero no todo lo que reluce es Oro I.

Dedicarse al competitivo de juegos como League of Legends tiene unos beneficios innegables, sí, pero no hay que olvidar que los eSports son un deporte como otro cualquiera, con las tentaciones y peligros varios que eso conlleva.

Por fortuna para los neófitos atletas virtuales de la que es la primera gran era de los eSports como deporte, los que vinieron antes nos dejaron valiosas lecciones sobre lo que no hay que hacer cuando eres una joven e inocente promesa.

Mentir a la organización

Las normas están para cumplirlas. Sobre todo si te están dando dinerito por acatarlas.

Mentir nunca está bien, y menos si al que estamos mintiendo es al que nos da de comer, en este caso la organización o el equipo.

– “¿Seguro que tienes doce años nene? – “mas o mens jej xd”

Eso es algo que se le olvidó a Danny Almonte.

Almonte fue un jovencísimo jugador de béisbol que truncó su carrera nada más comenzar. Y decir que era una promesa del béisbol es quedarse corto.

Este virtuoso del bate dominicano acaparó los titulares deportivos en 2001 cuando llevó a su humilde equipo procedente del Bronx al tercer puesto de la Little League de béisbol, una competición para jugadores de no más de 12 años.

Poco menos que hizo carry él solito.

Las increíbles dotes de Almonte lo convirtieron en la estrella juvenil del popular deporte de bate y guante, y no eran pocas las opiniones que lo catalogaban como uno de los jugadores de béisbol con más potencial en la historia de la liga.

Danny Almonte apuntaba alto, pero la mentira dejó su carrera por los suelos

Lástima que el chico había mentido. No sabemos si por voluntad propia o por intervención de “asesores” sombríos, pero Danny ocultó su edad real de 14 años, dos más de lo permitido.

Todos sus títulos fueron inmediatamente revocados nada más revelarse la verdad, y su carrera arrojada por la borda.

Si es que las mentiras al final siempre se pillan.

Amañar partidos

En el otro lado del espectro tenemos el olvidado caso de Rick Kuhn.

Jugador de baloncesto en el equipo de la universidad de Boston, Kuhn se vio involucrado en una trama de amaños que puso fin a su carrera como deportista y marcó un precedente a no repetir en cuanto al tema de las triquiñuelas y los arreglos pactados en las sombras.

En CS:GO también tuvimos una ración de amaños descarados, como el aquí presente

 

A diferencia del anterior, Rick Kuhn no tenía un futuro particularmente prometedor.

Quizás sea este el porqué de su facilidad para sucumbir a los encantos de los oscuros titiriteros que decidían qué equipos ganaban y qué otros perdían.

A unos 2.500 dólares aproximados por partido amañado (o eso decían), el joven Kuhn no pudo resistirse.

La trama fue finalmente destapada y la existencia carrera de Kuhn reducida a un triste anexo en los anales de la historia del baloncesto.

Los jugadores con menores expectativas de futuro son las principales víctimas de estos pactos ilegales

Lamentablemente podemos hablar de al menos un caso de supuestos amaños en League of Legends.

El equipo surcoreano ahq Korea protagonizó en 2014 un sonoro escándalo que acabó con el intento de suicidio (frustrado, afortunadamente) de uno de sus jugadores.

Así no.

Ser un cretino

Sobra decirlo, pero por favor, compórtate. No importa si eres el mejor del mundo, sé humilde.

No hagas como Denny McLain.

McLain tardó muy poco tiempo en convertirse en una de las mayores estrellas de béisbol del planeta. Todavía lo es, pero no precisamente por sus méritos deportivos, aunque no sean pocos.

The Mob = La Mafia

Desde que comenzó su carrera profesional, Denny no frenó en su ascenso hacia la cima ni para tomar impulso, maravillando a espectadores y mánagers deportivos por igual con su excelente juego y destrozando con facilidad récords que a día de hoy todavía tiene en su haber.

El jugador se convirtió en una estrella, participando incluso en espectáculos en Las Vegas y en programas de televisión.

Pero la fama se le subió a la cabeza. Y vaya si se le subió.

McLain no dejaba títere con cabeza cada vez que cogía un micrófono. Sin filtro alguno, el bateador se despachaba a gusto cuando le venía en gana, comportándose a menudo como un energúmeno con la prensa y con otros jugadores.

No tenía reparo alguno en culpar públicamente a sus compañeros por las derrotas.

El show business llevó al joven y prometedor jugador a entrar en un bucle de autodestrucción que acabó por sentenciarlo a 23 años de prisión por cargos relacionados con drogas, amaño y otras perlitas.

Está bien eso de crearse un personaje chulito y fanfarrón, pero no nos pasemos.

Ignorar a los médicos

Si no hacemos caso a los médicos y profesionales sanitarios del equipo, corremos el riesgo de acabar como Ryan Leaf.

También de actitud arrogante y comportamiento desagradable en general, el amigo Ryan compartía las bondades de Danny McLain, solo que este último tenía una larga lista de logros a sus espaldas y Leaf no.

Fichado como un posible jugador revelación en 1998, Ryan es considerado uno de los mayores fracasos de la NFL, la primera división del fútbol americano.

Su corta carrera (se retiró con 26 años) estuvo marcada por las lesiones.

Todo empezó con una lesión de hombro durante la pretemporada de la que iba a ser su segundo año como profesional.

Relegado al banquillo por decisión de su entrenador (y con la recomendación del médico de su parte), Leaf entró en cólera y acabó cambiando de equipo. Desde entonces, el jugador saltó de equipo en equipo sin apenas jugar, alternando entre las lesiones reales y otras inventadas.

Ryan Leaf no hizo caso a los médicos y encadenó una lesión tras otra, lo que acabó con su carrera

Los doctores recomendaron a Leaf someterse a una operación en la muñeca, pero no aceptó.

La lesión nunca mejoró y tras un último fracaso en los Seattle Seahawks, el ¿jugador? se retiró para siempre.

Al menos nos dejó buena cuenta de lo que definitivamente no hay que hacer.

Y como bien sabemos a estas alturas, las lesiones en los eSports son muy reales. ¡Haced caso al médico!

Así de chunga puede ser una lesión en los eSports

Perder los papeles (y un tornillo)

Nada mejor para ir terminando que el inconcebible caso de Tonya Harding que seguro os va a dejar flipando.

En su momento la gran esperanza del patinaje artístico americano, Tonya Harding se cargó su carrera con un surrealista suceso en el que claramente perdió la cabeza.

Tonya, talento indiscutible para el patinaje (no en vano fue la segunda mujer del mundo en lograr un salto de axel triple), acabó con su prometedora trayectoria profesional cuando en 1994, atención, le partió las piernas a su rival.

Bueno, la cosa no llegó a tanto, pero se intentó.

En un torpe plan ejecutado por su marido, Harding lesionó con una porra a Nancy Kerrigan, su principal competidora en el campeonato de patinaje artístico de 1994, golpeándola por encima del muslo con el arma y dejándola fuera del torneo por la vía rápida.

El marido de Tonya Harding asaltó a la contrincante de esta en el propio estadio y la atacó con una porra

Pillada y consecuentemente expulsada para siempre, Tonya se pasó al boxeo, que parecía más lo suyo, pero su andadura por las canchas de esta ex-patinadora macarra fue un estrepitoso fracaso.

Esperemos no tener que ver nunca a los equipos de eSports enfrascados en violentas peleas callejeras ni en batallas campales con teclados y pantallas voladondo por los platós.

Bueno, esto último igual sí. Pero sin hacer daño.

¿Qué opinas?

eSports Unlocked by Orange, vivimos los eSports desde dentro

Entrevistas exclusivas con las estrellas de la Superliga Orange, los mejores vídeos de eSports, las últimas novedades de los profesionales y los mejores consejos para que los amateurs puedan crecer. eSports Unlocked by Orange es esto y mucho más. Te esperamos.

Ver resultados

Calendario Orange

septiembre 2018

lun mar mié jue vie sáb dom
1
2
  • Finales Superliga Orange League of Legends
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
  • Masterclass Clash Royale #1 con Anikilo
23
24
25
26
27
28
29
  • Masterclass League of Legends #1 con ElOjoNinja
30