Los eSports olvidados: Speedruns, o cómo pasarte un juego en 5 minutos

A menudo relacionamos a los eSports o deportes electrónicos con juegos como League of Legends y CS:GO. Es decir, juegos que cuentan con una red de competiciones interna, premiada y exclusiva. Cierto es que son estos los que mejor encarnan el concepto y los que lo han aupado a la superficie del mainstream, pero la competición en el mundo de los videojuegos tiene otras ramificaciones y la correlación entre eSports y juego competitivo no es excluyente.

Una de las más interesantes alternativas a este sector es la de los speedruns.

El speedrun, como indica su nombre, implica pasarse un determinado juego en el menor tiempo posible.

No importa el género ni la antigüedad; cualquier título presente pasado y futuro puede ser presa de los speedrunners. Eso sí, algunos juegos se prestan a ello más que otros. Y es que no es lo mismo pasarte un Resident Evil a la carrera que un juego de estrategia como Civilization o Total War, por ejemplo.

Los géneros por excelencia

Plataformas, aventura y acción y shooters. Esa es la trifecta de juegos que se antojan más propicios al speedruneo para los expertos. Zelda, Super Mario, Crash Bandicoot, DOOM y demás clásicos son los que con más frecuencia ven sus engranajes llevados al límite a manos de esta suerte de corredores virtuales.

Y lo que para algunos es más un pasatiempo o una manera de exprimir aún más sus juegos favoritos mediante la introducción de un nuevo desafío personal, para otros es una obsesión por colocarse en el primer puesto de la clasificación mundial.

Porque sí, existe un ránking mundial. No es un libro de los récord guiness, pero Speedrun es el site recopilatorio de referencia para los fans del speedrun. Allí podemos comprobar quiénes son los actuales campeones del speedrunning en cualquier juego. Al ser una competición dinámica y en continua evolución, el trono puede ser efímero, y es muy posible que un nuevo aspirante te quite el sitio por ahorrar únicamente 4 milisegundos en una de las fases del juego.

Los mejores runners están sometidos a una maratón permanente. Suena agotador, ¿verdad? Eso es porque lo es. Mirad a este caballero por ejemplo: se ventila el primer Super Mario Bros. en 5 minutos. Literales.

“Too easy”

Los que estéis metidos en el mundillo de los speedruns sabréis que la cosa no acaba aquí.

Los gamers son inquietos e insaciables por naturaleza, y siempre se las apañan para hacerlo todo todavía más complicado con nuevos desafíos personalizados y auto impuestos. Si el juego no les permite pasarlo peor, se inventan una forma más de sufrir. Si no mirad este muchacho pasándose el primer Dark Souls con una guitarra de plástico. O este otro que no murió ni una sola vez corriendo por las coloridas –e inmisericordes– selvas de la primera entrega del mítico Crash Bandicoot, infame debido su desorbitada dificultad. Son las ‘challenge runs’, que a menudo –no siempre– se combinan con el speedrun para crear la experiencia de frustración y sufrimiento definitiva. Sadomasoquismo videojuegil, lo podríamos llamar.

Aquí es donde entran en juego las distintas variantes de speedrun.

En el título del vídeo de Super Mario pudimos leer algo como “Any%”. ¿Qué quiere decir esto?

Quiere decir que ese récord en particular es por pasarse el juego a secas, sin importar el grado de compleción con el que lleguemos a la pantalla de créditos, de ahí la singular abreviatura. Claro que si hay un “Any%” es porque hay un opuesto, y es el 100%.

Esta variedad de speedrun no solo exige al jugador terminar el juego, sino también completar absolutamente todo lo que este nos ofrece en el menor tiempo posible. Misiones principales, opcionales, minijuegos, desafíos… Todo.

Rompiendo las costuras

Luego está el tema de los glitches. Bugs, fallos del juego que algún usuario ha descubierto por casualidad (o no) y que abre las puertas del cielo a los speedrunners. Evidentemente, esta práctica está tipificada en el código implícito del buen speedrunner como algo que hay que notificar al describir el tipo de run que estás presentando. Para compararlo, claro, con otras aportaciones que hagan uso del mismo atajo, y no con los que se han pasado el juego de manera legal.

Aquí arriba tenemos a Dark Souls III, tercera entrega de una de las sagas más prolíficas para los speedrunners debido a su ausencia casi total de vídeos o secciones que restrinjan el control del jugador, amén de su dificultad, infernal para gran cantidad de aficionados. En este speedrun vemos cómo el jugador se salta por la torera casi la mitad del juego gracias a un glitch que le permite rondar libremente por los entornos inacabados del mapa: el subsuelo y el aire.

De esta franquicia tenemos varios ejemplos de lo más impresionantes. ¿La trilogía completa sin que te roce un solo enemigo? Sí. ¿Dark Souls con los pies? También. ¿Dark Souls III con comandos de voz? Por qué no.

Siempre es interesante ver cómo alguien se carga a ese boss que nos tuvo sometidos durante semanas en un par de minutos. Ah, y empleando para ello una alfombrilla para juegos de baile.

Y por interesante queremos decir humillante.

Imagen de portada | Dark Souls III

¿Qué opinas?

eSports Unlocked by Orange, vivimos los eSports desde dentro

Entrevistas exclusivas con las estrellas de la Superliga Orange, los mejores vídeos de eSports, las últimas novedades de los profesionales y los mejores consejos para que los amateurs puedan crecer. eSports Unlocked by Orange es esto y mucho más. Te esperamos.

Ver resultados

Calendario Orange

octubre 2018

lun mar mié jue vie sáb dom
1
2
3
4
5
6
  • Masterclass Call of Duty WWII #1 con MethodZ
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
  • Madrid Games Week
19
  • Madrid Games Week
20
  • Madrid Games Week
21
  • Madrid Games Week
22
23
24
25
26
27
  • Masterclass Clash Royale #2 con Anikilo
28
29
30
31