Mitos, verdades y trucos de jugar al mínimo de gráficos

Muchas veces hemos leído y oído aquello de “yo juego con los gráficos al mínimo porque me da ventaja”. En ocasiones ni siquiera hablan de jugar con la menor fidelidad gráfica disponible, sino de hacerlo solo con una de las opciones, que es la que supuestamente nos da la ventaja.

Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto? ¿de verdad existe una ventaja constatable o es solo una leyenda urbana?

La hierba invisible de PUBG

El máximo culpable del reciente boom del género battle royale es infame por su regulero rendimiento incluso en PCs de gama alta.

El juego de Bluehole y Tencent nunca destacó por sus gráficos, y mucho menos por su optimización. Bajones de FPS constantes, edificios de arcilla que nunca terminan de cargar, pop-in por un tubo… La lista de bugs y glitches que tuvieron que soportar los jugadores era interminable durante los primeros de meses de vida del título.

Actualmente la cosa está bastante mejor. El juego consiguió escapar del temible Early Access hace unos meses, dejando atrás un largo repertorio de defectos gráficos y problemas técnicos. Cuidado, no es que ahora tenga la optimización de un Battlefield, pero al menos ahora son menos frecuentes los tirones de FPS y los micro-parones cada 3 segundos.

Y lo que es más importante, la hierba ahora es igual de frondosa para todos los jugadores.

Hubo un tiempo en que, por increíble que parezca, los usuarios podían reducir al mínimo la opción gráfica que controlaba el follaje para prácticamente eliminarlo por completo de sus pantallas. Una descarada ventaja que obligaba a cualquiera que se tomase en serio la competición a asimilar esta estrategia.

En abril del año pasado, Bluehole actualizaba el juego para impedir a los usuarios editar el archivo de configuración .ini a través del cual ajustaban esta y otras opciones gráficas. Ahora solo es posible cambiar las opciones dentro del propio juego.

Poner la hierba en Muy bajo solo altera las texturas ligeramente, pues el forraje, los arbustos y los árboles tienen ahora una distancia de renderizado fija y universal, juegues al mínimo o a tope.

Eso no quita que la mayoría de jugadores competitivos y streamers continúen apostando por una configuración gráfica tirando a baja-muy baja.

Las ventajas, aunque considerablemente menos desequilibrantes que la anterior, siguen estando ahí, y por eso célebres figuras del PUBG como Shroud siguen recomendando bajar según qué opciones. Toda ventaja es buena cuando se trata de ser tryhard.

Overwatch y el pulpo invisible

Un caso similar es el de Overwatch. Tal y como ocurría en PUBG, los jugadores del arena shooter de Blizzard se veían forzados a limitar la fidelidad gráfica del título para nivelar el terreno de juego.

Con solo toquetear un poco la opción responsable de la calidad de los modelos podíamos eliminar por completo elementos del mapa como los arbustos e incluso el icónico pulpo alienígena que cuelga del techo de los platós en Hollywood.

Los incautos damnificados que morían sin saber muy bien por donde venían los tiros fueron los que dieron la voz de alarma y obligaron a Blizzard a equiparar la presencia de arbustos y otros objetos entre todas las configuraciones posibles.

Nadie se explica cómo la veterana compañía pudo pasar por alto algo tan elemental, pero lo cierto es que esto que tenéis aquí abajo fue en algún momento no solo posible, sino también habitual.

Las sombras del LoL

En el caso de League of Legends fue siempre una cuestión de preferencia que otra cosa.

Aquí no hay opciones que oculten por completo uno o más elementos en el mapa. En las opciones del título de Riot Games no encontraremos el botón “ventaja automática” que sí estuvo presente en los anteriores.

Algunos jugadores, entre los que incluimos profesionales y streamers como Tyler1, prefieren no ver ni una sombra en La Grieta del Invocador. Lo justifican alegando que suprimir las sombras que proyectan los súbditos, torres y campeones les ayuda a focalizar su atención en la acción, discernir mejor todo lo que está ocurriendo y evitar distracciones visuales.

Otros van más allá de las sombras para restringir también la calidad gráfica de los efectos de habilidad con el mismo fin; reducir el ruido visual en momentos cruciales como las teamfights, que como bien sabemos pueden llegar a ser una indescifrable ensalada de rayos láser, borbotones de sangre, flechazos y efectos cegadores de toda condición.

Podemos concluir entonces que sí, que lo de bajar los gráficos para obtener ventajas –más allá del subidón de FPS– es algo real. Pero también que depende totalmente del juego, de sus opciones gráficas y por ende del estudio desarrollador.

Y también del jugador, pues mientras que Faker suele optar por un mínimo de sombreado en LoL, la mayoría de jugadores profesionales de CS:GO renderizan el juego en resoluciones como la vetusta 1024×768.

Y no, no es solo por nostalgia.

 

¿Qué opinas?

eSports Unlocked by Orange, vivimos los eSports desde dentro

Entrevistas exclusivas con las estrellas de la Superliga Orange, los mejores vídeos de eSports, las últimas novedades de los profesionales y los mejores consejos para que los amateurs puedan crecer. eSports Unlocked by Orange es esto y mucho más. Te esperamos.

Ver resultados

Calendario Orange

agosto 2018

lun mar mié jue vie sáb dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31