Cuando Los Juegos del Hambre se hacen juego: el éxito de Battle Royale

Aunque muchos hayan oído hablar del género Battle Royale este pasado año 2017, lo cierto es que este tipo de videojuegos llevan bastante tiempo con nosotros. El término ganó fama gracias a una película del año 2000. Battle Royale era la adaptación cinematográfica de la novela homónima de Koushun Takami, publicada en 1999. A los más jóvenes puede que no les suene tanto, pero, para haceros una idea, la historia de Los Juegos del Hambre sigue una premisa similar: un grupo de personas debe sobrevivir en territorio hostil enfrentándose los unos a los otros hasta la muerte.

Esta idea se ha ido recogiendo bastante bien en el mundo del videojuego. Los juegos de supervivencia encajan de forma excelente en la industria, sobre todo dentro del género shooter. Así que en realidad, el battle royale vendría a ser un subgénero de los títulos de disparos en el que se reúne a un número mayor de jugadores en un todos contra todos.

Pero, ¿cómo llega a convertirse en un género?

Títulos como ARMA 2 fueron la base del género, ya que en ellos se crearon los primeros mods para aprovechar sus masivos escenarios. Es el caso de DayZ, que nació como un mod para el citado ARMA 2 y acabó convirtiéndose en un juego con entidad propia. La idea estaba clara: nos movíamos por mapas inmensos y acabábamos con todo aquel que se nos ponía por delante. Al principio fue un gusto algo “de nicho”, que atraía a pequeñas minorías dentro del gran público de PC. Pero con el tiempo los mods ganaron popularidad en YouTube, hasta tal punto que incluso Minecraft se contagió de la fiebre battle royale.

Un mod que ganó muchísima popularidad recibió el nombre de Hunger Games, pero para poder evitar problemas con copyright, se convirtió más adelante en Survival Games. Las modificaciones en los juegos fueron ganando terreno, y un nombre destacó por encima del resto: Brendan Greene. ¿Os suena? ¿Y si os decimos que su alias era PlayerUnknown?

Los que llegaron primero

Mientras PlayerUnknown seguía realizando mods adaptados a ARMA 3, y mientras DayZ decidió lanzar su modo de supervivencia como algo independiente, otros, como Studio Wildcard, se prepararon para lanzar su propio modo en juegos que ya estaban en Acceso Anticipado y que podrían buscar su hueco en los esports. Ark: Survival Evolved contó entonces con Ark: Survival of the Fittest, buscando ser algo destacado para las competiciones. Pero al final, al no conseguir el éxito deseado, todo se quedó en el aire.

Los intentos se sucedían mientras Greene seguía ganando fama, hasta tal punto de participar en H1Z1: King of the Hill, el que se suponía iba a ser el League of Legends del género battle royale. Pero parece que alguien se le adelantó.

El éxito de PUBG marca un antes y un después

Aunque PlayerUnknown’s Battlegrounds no haya reinventado la rueda, al título de Bluehole le debemos el éxito actual del género battle royale. Brendan Greene entró a Bluehole como creativo principal, desarrollando PUBG gracias a su experiencia con los grandes mapas y los mods. El resultado fue un juego con un mapa de 8 kilometros y más de 30 millones de jugadores. Y gracias a su creciente éxito, y a su entrada en los deportes electrónicos, cada vez son más los que han decidido sumarse al mundo del battle royale.

¿Qué opinas?

eSports Unlocked by Orange, vivimos los eSports desde dentro

Entrevistas exclusivas con las estrellas de la Superliga Orange, los mejores vídeos de eSports, las últimas novedades de los profesionales y los mejores consejos para que los amateurs puedan crecer. eSports Unlocked by Orange es esto y mucho más. Te esperamos.

Ver resultados

Calendario Orange

febrero 2018

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
  • Final primera fase Overwatch League
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
  • Orange Cup LoL #2
25
26
27
28