Los piratas que intentaron hackear el LoL… y acabaron detenidos

Nos guste más o menos, ‘League of Legends’ cambió la historia de los videojuegos. El MOBA de Riot no gozó de gran popularidad en sus comienzos: Corea del Sur era la meca del género y los de California aún tenían mucho que demostrar. Pero pronto se derribaron las tendencias y LoL entró en nuestro vocabulario. Hasta hoy.

El juego siguió creciendo de forma constante, alcanzando récords de uso en PC hacia finales de 2013. Y, mientras aumentaba su base de fans y las horas que estos dedicaban a mejorar sus personajes, crecía el valor de sus cuentas. Pronto entró en juego el dinero real: a cambio de unos pocos dólares podías conseguir una skin personalizada. La fiebre del oro. Esta línea lateral espoleó el pillaje, el saqueo y reventa de cuentas.

¡Al abordaje del LoL!

La de LoL es una comunidad gigantesca. Hay todo tipo de listillos… y otros de dudosa inteligencia. Por cada diez usuarios centrados en mejorar runas, siempre habrá un par de ellos buscando un atajo, un exploit instalable para acceder a objetos superiores en menos tiempo.

Uno de las primeros hackeos se produjo hacia finales de 2012. Los fieles de cualquier MMORPG sabíamos de qué estaban hablando, no nos lo podían ocultar. De hecho, ese hackeo se produjo durante el verano. Los “infranqueables” servidores de Riot Games se vieron expuestos por culpa de un descuidado miembro del staff. Unas 120.000 transacciones, incluyendo datos del emisor y receptor —y las tarjetas de crédito/débito asociadas— fueron puestas sobre la mesa de algún piratilla con un PC y tiempo libre.

Jugadores profesionales observaban atónitos cómo sus perfiles eran derivados a los servidores de Riot Oceanía, pasando a jugar contra jugadores brasileños, o banneados temporalmente. En noviembre de 2013 la policía de Queensland, Australia, la cual llevaba tres meses detrás del presunto autor, detuvo a Shane Stephen Duffy, un joven de 21 años con síndrome de Asperger, educado en casa desde los 9.

Pero aquel que derribó los muros de Riot aún no estaba directamente relacionado con Duffy. ‘Jason’ podría ser cualquiera. Y volvió a actuar: en vez de vender los datos de 24.5 millones de cuentas en la Dark Web, como presumía poseer, aún bajo fianza creó LoLip-op.com. De esta forma haría menos ruido en el alcantarillado de Internet y se propiciaría un sueldo sin mover un dedo.

LoLip-OP era una web desde la que podías congelar la IP de un jugador y que contaba con herramientas como pruebas de estrés DDoS. Gracias a estos juguetes Duffy, presuntamente, liquidaba unos 1.000 dólares diarios. En marzo de 2014, la Unidad de Delitos Cibernéticos de Australia invadió su casa y lo detuvo.

Una vez revisado su equipo y unos 110.000 dólares en bitcoins se relacionó a la persona con el personaje. Pese a la condena de 18 meses en prisión, se le permitió libertad condicional, aunque con una condición: el juez de tribunal prohibió a Duffy conectarse a internet. Aunque la defensa nunca se rindió.

Con las puertas de par en par

Hackeados en mitad de un stream

Pero sus exploits se siguieron usando. O versiones similares. En 2015 crecieron las webs donde se ofrecían distintas herramientas para que, bajo cierto pago, cualquiera accediese a la tienda de LoL y comprara lo que quisiera desde la cuenta cliente de otro usuario. Estas transacciones IP eran después cifradas para no dejar rastro. Aunque siempre queda un rastro.

Cada dos por tres suceden cosas como esta. Introduces tus datos en un foro o servidor bajo la amenaza de haber tenido un comportamiento tóxico —¿ves? otra razón para evitarlo— y, antes de explicar tu versión de los hechos han conseguido lo que querían: los datos de tu login para operar bajo tu cuenta. No te la van a secuestrar, simplemente se quedarán con lo que más les interese de ella.

Hay que destacar, por supuesto, la diferencia entre un pirata que sólo busca mejoras en su juego favorito y otro que extorsiona a la comunidad, lanza falsas amenazas de muerte y llega a secuestrar no cuentas, sino personas reales. En estos casos la justicia entiende que no estamos ante un simple fraude, sino ante un peligroso criminal.

Una vez detectados, los hackers de perfil bajo que sólo buscan medrar a toda velocidad suelen recibir un castigo vitalicio y sus datos pasan a la lista negra de Riot, con permabans ridículos de 1.000 años.

Tal fue en el caso de Jeong “Apdo” Sang-gil, conocido como Apdo, jugador Koreano de League of Legends distinguido mundialmente por su talento, llegando a tener 4 cuentas dentro del TOP10 al final de la Temporada 4. En 2013, Apdo recibió un baneo permanente por ELO boosting —dícese de toda práctica donde un jugador utiliza una cuenta que no es suya ni creada desde nivel 1 y la asciende hasta las clasificatorias—. Además del uso compartido de cuentas y la suplantación, el jugador reconoció que ganaba más dinero de elobooster que jugando en competitivo.

Durante un tiempo, Apdo sorteó el banneo jugando desde Ionia, el servidor chino, bajo la cuenta “Dopa丶YY90888”. En su mudanza se hizo con el premio al primer puesto de todo el servidor, 161.000 dólares. Pero tras una confesión, Riot terminó por banear su nueva cuenta. Él confesó que sólo quería seguir jugando, pero las leyes están para cumplirlas. Por supuesto, Apdo ha vuelto.

En Corea no se juega

Aunque no todo el mundo lo ve igual: debe existir una equidad en el juego, sin atajos. Durante el último año, gracias a la profesionalización de los eSports, las multas se han recrudecido: si te lucras de otros estás robando. Y como tal se te tratará. Corea del Sur ondea la bandera más estricta bajo estos términos.

La Korea e-Sports Association ya presentó un borrador donde el boosting —algoritmos de aprendizaje automático para “subir” personajes sin necesidad de estar jugando de forma presencial— sería condenado con multas de 18.000 dólares y hasta dos años de prisión. Tal vez alguien pueda escapar al ojo de Riot, pero no al de la gigante comunidad de LoL y a los propios comités legales de cada país.

¿Qué opinas?

eSports Unlocked by Orange, vivimos los eSports desde dentro

Entrevistas exclusivas con las estrellas de la Superliga Orange, los mejores vídeos de eSports, las últimas novedades de los profesionales y los mejores consejos para que los amateurs puedan crecer. eSports Unlocked by Orange es esto y mucho más. Te esperamos.

Ver resultados

Calendario Orange

Septiembre 2017

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
  • Orange Cup #1 - Madrid
17
18
19
20
21
22
23
  • 2017 World Championship - League of Legends
24
  • 2017 World Championship - League of Legends
25
  • 2017 World Championship - League of Legends
26
  • 2017 World Championship - League of Legends
  • Orange Cup #2 | Torneos Clash Royale y COD IW
27
  • 2017 World Championship - League of Legends
28
  • 2017 World Championship - League of Legends
  • Orange Cup #2 | Torneos Rocket League y League of Legends
29
  • 2017 World Championship - League of Legends
30
  • 2017 World Championship - League of Legends