Esto es lo que NUNCA debes hacer a tu monitor gaming si quieres conservarlo como nuevo

El monitor es uno de los elementos más importantes para cualquier jugón. Al fin y al cabo, ¿de qué nos sirve un equipo extremadamente potente si no vamos a poder ver nuestros juegos con la calidad de transmisión, refresco y resolución adecuadas?

Por desgracia, un monitor necesita cuidados, requiere un buen mantenimiento tanto a nivel interno como externo. Te contamos qué debes y qué no debes hacer para tener tu pantalla como el primer día.

Evita la toxicidad

Igual que en el juego online, es muy importante evitar los componentes tóxicos cuando vayamos a limpiar la pantalla. Es muy común usar soluciones basadas en un antigrasa. Por todo internet encontrarás tutoriales donde recomiendan limpiar con jabones como Mistol. Nosotros no los recomendamos en absoluto, por la misma razón que no es recomendable tocar la pantalla con los dedos: generan residuos difíciles de limpiar.

Lo mismo podríamos decir de sustancias como el amoniaco, corrosivas a largo plazo si no se diluyen correctamente en la proporción de agua adecuada. Como veremos más adelante, el PH del agente limpiador es capital. Respecto al agua, cuidado con la dureza del agua (y del papel que usas para secar la pantalla): nada de fibras endurecidas con virutas de hierro ni agua con exceso de cal, ya que arañará tu panel. A evitar: toallas de papel, toallas profesionales para platos de cocina y pañuelos faciales.

No soples a la pantalla: el vapor la humedecerá y atraerá la suciedad ambiental. Cuanto más lo hagas, más la mancharás. Tampoco empapes el monitor, directamente o indirectamente a través de una esponja o paño mojado. Puede llegar a filtrarse agua hacia los componentes internos.

Protege tu pantalla de espacios con humo, polvo o exposición directa a los rayos solares. El humo creará una película que afectará a la retroiluminación. El polvo o arena rayará la superficie de la pantalla. Y la exposición directa oxidará las funciones ambientales del equipo. Y por último, por favor, apaga el monitor cada vez que no lo uses. Alargarás su vida útil, ahorrarás energía y evitarás el temido sobrecalentamiento, que termina por afectar a la exposición y la calidad del color.

Los pasos para limpiar tu monitor gaming

Empezando por la limpieza, la recomendación profesional sugiere cualquier tipo de trapo no abrasivo, desde los paños de microfibras, hasta una simple camiseta de algodón —limpia, no estampada—. El primer paso para comenzar la limpieza es apagar el monitor: reducirá su estática ya que no circulará energía.

El siguiente paso es usar el líquido adecuado. Puedes crear una solución con agua destilado tú mismo o simplemente comprar alcohol isopropílico. Igual que el vinagre blanco, se recomienda rebajar la solución en un 50% con agua de mineralización débil. En palabras llanas: el agua que bebes cada día.

Hay quién ha llegado a limpiar sus monitores con bebidas alcohólicas (ginebra), pero tampoco es una fórmula adecuada debido a su alta concentración en azúcares. Y como decíamos, evita cualquier tipo de amoniaco: corroen y decoloran el monitor.

Una vez tengamos la solución adecuada, profesional o casera, usa una pistola difusora para humedecer la superficie del monitor de manera uniforme. Después, con una gamuza de algodón seca (o tela de microfibras), quitaremos el polvo y las impurezas con movimientos circulares lentos, sin aplicar mucha presión ni dejar pelusas en los bordes de la pantalla.

Existen kits completos para pulir y abrillantar, pero fuera del tradicional kit limpiador no recomendamos arriesgar con propuestas comerciales. Mira siempre que los kits de limpieza partan de una base natural, nada de productos químicos abrasivos. En el caso de las toallitas limpiadoras, mira que sean biodegradables y con un contenido mínimo en alcohol, por debajo del 3%.

Apostando por el mantenimiento total

Los monitores, al igual cualquier elemento informático, necesitan descansar. Realiza paradas puntuales tras largas maratones y ponlo a reposar, desconectándolo de la corriente, para evitar sobrecargas.

Algunas pantallas cuentan con su propia ventilación activa —turbinas—, así que tampoco está de más desmontar periódicamente el cajón trasero, para evitar toda la suciedad que se cuele por las rejillas. Los ventiladores han de limpiarse siempre en seco, desconectados de la corriente y usando aire a presión. Para este particular revisa las instrucciones y contacta con el fabricante o el reseller oficial para cerciorarte de que no vulneras la garantía ni perjudicas al sistema.

Algunos ordenadores gaming integran la propia pantalla —cualquier all-in-one como el Asus Zen AiO Pro—: en estos modelos es especialmente importante dejar descansar el equipo, ya que la lámina de cristal templado que protege al monitor puede acabar deformándose debido a las altas temperaturas.

Para este tipo de equipos la limpieza debe ser más común —una vez al día o cada dos días— ya que cuentan con pantallas multitáctil y no nos gustará que todos los dedazos marquen y empeoren la imagen que podrá ofrecer el monitor. El resto es paciencia y buenos hábitos.

¿Qué opinas?

eSports Unlocked by Orange, vivimos los eSports desde dentro

Entrevistas exclusivas con las estrellas de la Superliga Orange, los mejores vídeos de eSports, las últimas novedades de los profesionales y los mejores consejos para que los amateurs puedan crecer. eSports Unlocked by Orange es esto y mucho más. Te esperamos.

Ver resultados

Calendario Orange

Julio 2017

Lun Mar Mie Jue Vie Sab Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
  • Dreamhack Valencia 2017
14
  • Dreamhack Valencia 2017
15
  • Dreamhack Valencia 2017
16
  • Dreamhack Valencia 2017
17
18
  • Tenerife LAN Party - TLP Tenerife
19
  • Tenerife LAN Party - TLP Tenerife
20
  • Tenerife LAN Party - TLP Tenerife
21
  • Tenerife LAN Party - TLP Tenerife
22
  • Tenerife LAN Party - TLP Tenerife
  • Euskal Encounter 2017
23
  • Tenerife LAN Party - TLP Tenerife
  • Euskal Encounter 2017
24
  • Euskal Encounter 2017
25
  • Euskal Encounter 2017
26
27
28
29
30
31