Orange Academy: Trigger

Cuando hablamos de triggerear nos referimos a hacer enojar a un jugador enemigo, buscando que pueda llegar a frustrarse de alguna manera, algo que puede llevarle a realizar acciones más improvisadas. Puede entenderse esta actitud como el baiteo, aunque de una forma quizás algo más tóxica. Conseguir que un jugador enemigo se encuentre “triggered” o enfadado con un jugador en concreto puede llevarnos a que lo utilice como su único objetivo.

De esta forma, hemos creado una especie de cebo, “picamos” al adversario para que venga a por nosotros e intente sus mayores esfuerzos para derrotarnos. Así, no solo conseguimos que utilice sus habilidades definitivas en momentos que quizás debería conservarlas, sino que podemos guiarlo hacia el peligro (y una muerte segura).

Así, triggerear a jugadores con personajes como Anivia o Zac de League of Legends puede llevarlos a arriesgarse a perder su habilidad pasiva, lo que los deja sin una protección importante. En ese sentido, puede entenderse trigger como desencadenar o disparar una habilidad. Por el contrario, si el jugador está centrado en acabar con uno de estos dos personajes precisamente por haber sido triggereado, intentará centrarse en acabar con ellos, incluso con la pasiva. Con ello, se arriesgarían, hasta en medio de una pelea, a acabar primero con el huevo de Anivia o los fragmentos de Zac.