Orange Academy: Wardear

Saber wardear es clave para alcanzar la victoria. La expresión españolizada nos viene del inglés Ward (guardia), y se refiere a los Guardianes de Visión, un objeto que encontramos en League of Legends, pero también en Dota 2. Este ítem nos permite ver una zona del mapa aunque no nos encontremos en ella.

En League of Legends hay diferentes tipos de Guardianes, y su variedad se ha visto aumentada desde la implementación de los Talismanes en la Cuarta Temporada. A grandes rasgos podemos diferenciar entre Guardián Invisible y el Guardián de Control, conocido como Pink (aunque desde la última temporada aparece en la Tienda con un tono rojizo).

El Guardián Invisible revela una zona del mapa durante un cierto periodo de tiempo y no puede ser visto por el enemigo, a no ser que éste utilice algún objeto que lo revele, como la Lente de gran alcance. Además, aunque no podamos ver este Guardián, al terminar su efecto, podremos ver una marca en el lugar en el que se encontraba.

Hay dos tipos de Guardián Invisible: el Guardián de visión de asedio, que dura 30 segundos, y el Guardián del explorador, que dura 60 segundos. No obstante, si poseemos un Tótem de visión lejana, podremos modificar este ward para que su duración sea infinita (a no ser que sea destruido por el enemigo).

El Guardián de Control no sólo revela una zona del mapa, sino que nos permite ver los Guardianes Invisibles del enemigo y a cualquier campeón oculto por una habilidad. Es muy útil, además, porque es infinito, si bien el enemigo, a diferencia del Invisible, puede verlo y destruirlo.

Saber qué guardián colocar, dónde y en qué momento es esencial para el perfecto desarrollo de la partida. El trabajo en equipo se basa, no sólo en comunicación, sino también en que todos colaboren a la hora de otorgar visión en el mapa. No es adecuado adentrarse en la jungla (ni enemiga, ni aliada) si no contamos con guardianes de visión estratégicamente colocados.