Imaginando y jugando al modo zombies de Playerunknown’s Battlegrounds

Quiero contaros una historia. Una de zombies, que siempre molan.

Hace muchos años —bueno, no tantos, la primera versión de desarrollo oficial se lanzó el 16 de diciembre de 2013— se publicó un videojuego llamado DayZ. Este juego, como muchos sabrán, era un mod, una modificación sobre el motor gráfico y mecánico de ArmA II, un juego militar táctico publicado por unos tipos muy locos de la República Checa, Bohemia Interactive.

Y no bromeo cuando digo locos. Dos de los desarrolladores principales de la tercera entrega pasaron 129 días en prisión tras descubrirlos colándose en una base militar, mientras pasaban una semana de vacaciones en la isla griega de Lemnos. El gobierno del país entendió que estaban ante dos espías. Y no. Pero bueno, esa es otra historia.

ArmA II logró un enorme crédito, gustó muchísimo por su crudeza, verosimilitud estética y realismo militar. Y los modders empezaron a crear alternativas más o menos desquiciadas. Una de ellas era DayZ, la joya de la corona que saldrá a la venta como juego oficial durante este 2018. Desde 2013 ha llovido bastante, se han escrito —literalmente— diarios de supervivencia y el juego ha ido dando bandazos de uno a otro lado.

La otra se llamaba PlayerUnknown’ BattleGrounds.

Dame zombies y dime tonto

Sí, el tan exitoso PUBG comenzó como otro mod, creado por Brendan Greene, que por aquel entonces trabajaba como corresponsal informativo y se hacía llamar ‘PlayerUnknown’.

Su labor como fotógrafo no le aseguraba un sueldo, así que se volcó en su segunda afición: los videojuegos. Comenzó dando forma a H1Z1: King of the Kill, una modalidad battle royale —todos contra todos— sobre las mismas estructuras de ArmA (mapeado y demás).

La idea gustó mucho y, al igual que DayZ, tomó forma propia. Sony se la compró y H1Z1 se convirtió en un juego independiente. Pero Greene no trabajó mucho tiempo bajo estas directrices, aún tenía cosas que perfilar, aparcando los zombies a un lado. Echando el resto junto a un puñado de amigos, así fue como nació PUBG.

Pero el olor a cerebro podrido volvería y Greene desandaría lo andado. El verano pasado, Bluehole anunció un modo zombie, totalmente independiente del juego original, aunque compartiría, como mínimo, el mapa. Lo que vino después fue un éxito mediático tal que estos planes tuvieron que dejarse en suspenso. Microsoft y Tencent llegaron atusando sus billeteras y el equipo, mientras atendía a los galardones en prensa, los récord Guiness, las entrevistas y demás, apenas pudieron avanzar en términos prácticos.

Entonces, ¿cuándo demonios llegaría este juego?

No es fácil ser el mejor y ser el primero

Recapitulando, para que nos entendamos: ArmA es el padre de los battle royale como el mod de Warcraft III: Reign of Chaos ‘Defense of the Ancients’ es el padre de los MOBA. Deliciosa ironía que dos de los géneros más populares del mundo, asignaturas troncales en los eSports, hayan nacido de la propia comunidad. Pero es que somos los jugadores quienes decidimos a qué queremos jugar.

Mientras el equipo de Bluehole pulía imperfecciones y arreglaba los problemas en la versión doméstica de PUBG, los de Bohemia Interactive medraban en su querido DayZ. Pero demasiado despacio.

La comunidad da, pero también quita. Las últimas reviews de DayZ han sido tan negativas que han tenido que bloquearlas. Porque no puedes prometer y prometer y al final dejar colgados a los early adopters.

Para evitar esta espantada, desde Bluehole tomaron una postura más conservadora: avanzar despacio con el desarrollo y no dar una fecha de lanzamiento concreta. Aunque estimamos que será a finales de este 2018.

En PUBG han desaparecido los matices humanos de las coaliciones, el optimismo —o pesimismo— de saberse superviviente formando un comando, algo que en DayZ produjo mucha literatura. O mueres o matas, no hay más. Es una pura lucha por la superviviencia. Así que entendemos que el modo zombies oficial espoleará esta máxima, esta tensión y horror por ser mejor que el resto a toda costa.

Jugando por libre

Una vez más, fue la comunidad quien mejor entendió la fórmula. Los jugadores tomaron del viejo Left4Dead uno de sus elementos clave: sobrevivir en equipos de 4. Es decir, cuatro jugadores simultáneos en el mismo canal contra 96 jugadores en el papel de muertos vivientes.

Que el lanzamiento oficial aún no haya llegado no significa que no podamos jugar al modo zombies no-oficial creado por la comunidad, en partidas privadas y servidores ídem. Eso sí, no todas las ideas son acogidas con la misma calidez: algunas propuestas suelen tener una aceptación muy tibia. Como decíamos, la comunidad es severa.

Para jugar a este mod de PUBG necesitamos, en primer lugar, ser un “PUBGPartner”. Esta es una especie de programa donde podemos alojar nuestras propias versiones del juego, con adaptaciones en la cantidad de armas, munición, y otras reglas internas del propio juego. Incluso, por supuesto, cambiar las skins de los enemigos.

Podemos solicitar acceso desde la web oficial. Aunque una forma de contacto más rápida puede ser a través de su Twitter: https://twitter.com/pubgpartners. De esta forma nos garantizamos visibilidad. También cuentan con un canal de Twitch desde el que podemos ver el trabajo realizado por la comunidad. Una buena forma de hacer tiempo hasta que llegue la versión oficial y, por fin, se cierre el círculo.

¿Qué opinas?

eSports Unlocked by Orange, vivimos los eSports desde dentro

Entrevistas exclusivas con las estrellas de la Superliga Orange, los mejores vídeos de eSports, las últimas novedades de los profesionales y los mejores consejos para que los amateurs puedan crecer. eSports Unlocked by Orange es esto y mucho más. Te esperamos.

Ver resultados

Calendario Orange

diciembre 2018

lun mar mié jue vie sáb dom
1
  • Barcelona Games World
2
  • Barcelona Games World
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
  • Dreamhack Sevilla
14
  • Dreamhack Sevilla
15
  • Dreamhack Sevilla
16
  • Dreamhack Sevilla
  • Masterclass League of Legends #2 con ElOjoNinja
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31